Observar Estrellas Fugaces

Mirar el cielo es una de las mejores experiencias que podemos realizar en nuestro entorno, además de los diferentes objetos celestes como la luna, los planetas y estrellas, podemos disfrutar del fenómeno de los meteoros o estrellas fugaces que cruzan el cielo durante la noche.

Las estrellas fugaces son efectos luminosos procedentes de la desintegración de un meteorito al cruzar la atmósfera. Sierra de la Sagra 2015

Los meteoros son fenómenos luminosos que se producen cuando un la atmósfera es atravesada por los restos de un cometa que pasa cerca de la Tierra. Su apariencia nos ha hecho llamarlos “Estrellas fugaces” pero en realidad no son estrellas, sino fragmentos de roca y hielo que se desintegran al atravesar la atmósfera.

Cuando, durante ese choque, un meteoro alcanza una luminosidad muy alta, produciéndose una iluminación similar a la Luna, se les llama “Bólidos”.

La estrella fugaz o meteoro deja un rastro luminoso al entrar en la atmósfera. Sierra de la Sagra 2016

La aparición de meteoros es un hecho muy frecuente y generalmente se ven a simple vista. En una noche oscura y despejada se pueden detectar sin ayuda de instrumentos hasta 10 meteoros por hora, pero a intervalos irregulares (pueden pasar diez o veinte minutos sin que observe ninguno); sin embargo, en las épocas denominadas de “Lluvias de estrellas”se llegan a observar de 10 a 60 por hora (uno cada minuto).

Cuando se trata de lluvias de meteoros, las trayectorias de las diferentes estrellas fugaces parecen provenir de un mismo lugar de la esfera celeste, punto al que se da el nombre de Radiante.


Imagen obtenida tras fotografiar la lluvia de estrellas de las Perseidas. Sierra de Baza 2018

Las “lluvias de estrellas” más importantes llevan el nombre de las constelaciones en que se encuentra el radiante, al que se añade la letra griega de la estrella más próxima. Así, por ejemplo, tenemos las Líridas, las Perseidas, las Leónidas, las gamma Acuáridas.

OBSERVANDO LAS PERSEIDAS

Cada verano, cuando llega el mes de agosto, tenemos la oportunidad de disfrutar del espectáculo de las Perseidas. Se trata de la lluvia de estrellas más popular entre los aficionados a ver el cielo nocturno. Aunque a lo largo del año hay más lluvias de estrellas, éstas son las más fáciles de ver por la estabilidad de la atmósfera, la temperatura nocturna y por producirse cuando muchas personas están disfrutando de sus vacaciones. En mi caso, siempre que puedo, trato de asistir a este espectáculo de la naturaleza, que nos proporciona una experiencia inolvidable y muy gratificante.

Para realizar esta actividad es conveniente desplazarse hasta un lugar lejos de contaminación lumínica. Una vez allí bastará con sentarse o tumbarse para observar el cielo estrellado.  Las Perseidas suelen aparecer en la zona de la constelación de Perseo, de ahí su nombre. Una vez que nos orientemos hacia el norte, veremos la estrella Polar, pues un poco a la izquierda estará la zona llamada “radiante” que se establece como referencia para ver las estrellas fugaces.

De todos modos, pueden aparecer estrellas por otras zonas del cielo. Desde que se hace de noche hasta el amanecer podemos ver surcar el cielo muchos meteoros (en realidad son fragmentos de un cometa llamado Swift-Tuttle) que al llegar a la atmósfera terrestre se desintegran dejando una bella estela de color verde y azul.

Las Perseidas pueden verse desde el mes de Julio hasta finales de Agosto, pero hay un “máximo” que es como se llama el momento en el que suelen aparecer más meteoros por hora y que se produce la noche del 12 al 13 de Agosto. En buenas condiciones podemos observar una estrella fugaz cada 10 minutos. Aunque dependerá de la zona donde estemos ya que, cuanto más despejado esté el cielo, más probabilidades de verlas.

Lluvia de estrellas de las Perseidas fotografiada en Sierra Nevada en Agosto de 2015

Esta actividad es una de las que más se agradece practicar por su sencillez y porque que nos conecta con la inmensidad del universo y con la naturaleza. Hay una leyenda que se  remonta casi a los orígenes de la humanidad que dice que si pides un deseo mientras ves una estrella fugaz se cumple.

En Granada hay muchos lugares aconsejables para realizar esta actividad, lo importante es que sea un lugar que nos permita mirar hacia la constelación de Perseo con el horizonte lo más bajo posible. El refugio del Poqueira y el Pico del Veleta en Sierra Nevada, el alto del Calabozo o la Alfaguarilla en la Sierra de Huetor y  el área de los Collados en la sierra de la Sagra son lugares apropiados para disfrutar de esta experiencia.

FOTOGRAFIAR ESTRELLAS FUGACES

Para fotografiar estrellas fugaces es necesario colocar la cámara de fotos sobre un trípode. Con un objetivo gran angular con el enfoque en “manual” y apuntando al Radiante de la “Lluvia de estrellas” que acontezca en ese periodo del año. Los parámetros de la cámara y otros detalles se pueden leer en este artículo que publicó el diario “IDEAL” tras mi primera foto de una lluvia de estrellas puede verse pinchando AQUI.

VER GALERÍA FOTOGRAFICA DE METEOROS Y LLUVIAS DE ESTRELLAS